Consejo de Laicos

Los laicos estamos obligados a cristianizar el mundo siendo testigos de Cristo en todo momento en medio de la sociedad (Con.Vat.II)

NATURALEZA
 
El Consejo de Laicos (CdL) de la Archidiócesis de Madrid es un órgano colegiado del que forman parte representantes de 150 Movimientos y Asociaciones de fieles así como de las 8 Vicarías Territoriales actuales. Se constituye primordialmente como órgano ordenado a promover y garantizar la presencia y participación de los laicos en la vida pública, proponiendo soluciones y orientaciones para los problemas que puedan presentarse, desde una visión cristiana de la sociedad.
 
El CdL participa también en la acción pastoral de la Archidiócesis, colaborando con las Delegaciones Episcopales afines. La participación de los laicos en esta acción pastoral se apoya en su condición de miembros del Pueblo de Dios, con plenitud de derechos y obligaciones conferidos por los Sacramentos del Bautismo y de la Confirmación, y, por tanto, en el reconocimiento de la misión activa que deben ejercer en el seno de la Iglesia.
 
El Consejo de Laicos goza de autonomía en el ejercicio de sus actividades de acuerdo con sus Estatutos Oficiales.

 

FINES
 
Los fines del CdL son:
  • Asesorar directamente a la Jerarquía Diocesana en su condición de miembros del Pueblo de Dios.
  • Promover, impulsar, canalizar y revisar la presencia activa de todos los laicos en la sociedad y en la Iglesia.
  • Participar en el Consejo Diocesano de Pastoral y colaborar con las Vicarías, de acuerdo con sus respectivos Estatutos.
  • Estudiar y promover formas concretas de colaboración y corresponsabilidad de los laicos en orden a hacer presente el Evangelio en el mundo.
  • Fomentar las relaciones entre los distintos Movimientos, Asociaciones y Vicarías de la Archidiócesis así como con las Delegaciones Episcopales afines, todo ello con vistas a acciones relativas al orden social.

 

MIEMBROS
 
Podrán ser miembros del CdL:
  • Las diversas Asociaciones y Movimientos católicos de la Archidiócesis de Madrid que así lo soliciten, a través de los representantes nombrados a este fin por cada uno de ellos.
  • Las Vicarías Territoriales de la Archidiócesis, a través de los representantes nombrados a este fin por los respectivos Vicarios.